Mi lista de blogs

sábado, 23 de agosto de 2014

EN TINIEBLAS.

Este  relato fue escrito allá por el año 1996, quizá el 1995, importan acaso las fechas para la literatura?, para la poesia?. El caso es que este relato es inusitadamente y sorpresivamente, no lo recordaba, perdido entre otras tantas letras y letras, perdidas a su vez en una carpeta perdida, la quintaesencia del nombre que hizo nacer a este blog. Disfrutenlo si pueden.  

¨ EN TINIEBLAS ¨  

                                                                   I
Bajo un poderoso influjo parecía encontrarme entumecido en una nube de somnolencia febril y agobiante, no sabía el porqué de mi estado ni tampoco podía pensar, no conocía mi identidad y sentía tan solo una extraña sensación de molesto soporte de alguna existencia invisible. Esa existencia era mi yo incorpóreo, que como hastiado de sí mismo parecía luchar contra su propio reflejo, por mi parte no sabía dónde estaba ni quien era, nunca había experimentado sensaciones como esas, es más, jamás había tenido sensaciones, mi reciente memoria carecía de recuerdos y en el ámbito del todo que mi estado, novedoso para mí, podía abarcar, carecía de consciencia real, las imágenes no existían para mí, tampoco los sonidos, todo era oscuridad y sentir que podía sentir mi vida palpitante y opresiva.
Atenazándome, sentí que aplastaban mi respiración, en pocos segundos esta sensación se perdió, se difuminó al contacto suave e inapreciable con una atmosfera que aun siéndome desconocida, no me era hostil, extrañas formas saladas bañaron zonas que creyéndolas totalmente ajenas, sin embargo, comprendí que eran mías. Y entonces; como un golpe de luminosidad cegadora, un espacio vivo trasformó mi oscuridad en luz, este estado duro poco, pues pronto me abandone y fui volviendo, escalón a escalón, hacia aquella nube de somnolencia febril y agobiante que era el último peldaño  hacía las tinieblas, lugar sin vida de donde vengo, que era y es mi hogar


                                                                      II

- No lo comprendo doctor, no lo puedo entender, porqué murió ?.

- Sr Santiago, es difícil de explicar ya que resulta como poco inverosímil, hemos comprobado que no padecía ninguna anomalía ni alteración física alguna, estaba perfectamente sano, y la única explicación que se me ocurre, por horrible que pueda parecerle, es la de que su hijo no quería nacer.




sábado, 16 de agosto de 2014

CAFÉ, VISCERAS Y NICOTINA.1997-1998

Café, Vísceras y Nicotina es un compendio de poesías escritas aproximadamente entre los años 1997 y 1998..El hombre que no quiso nacer ya había nacido y aunque en esos tiempos sabía que no había querido nacer, no era consciente de ello, tan solo con intensidad  vivía la vida hasta sus extremos sin importarle demasiado nada, ni siquiera haber nacido. En esa espiral de voracidad vital escribía y escribía, vivía y vivía, comiéndose esa vida que vivía con la misma crudeza con la que escribía estos poemas.


COMO UN REFLEJO DULCE,
añejo e inmortal,
pasa con tranquilidad mi existencia,
robando almas,
bebiendo instantes,
gozando del disfrute
del robo supremo del momento,
del detalle minúsculo
que llena intensos vacíos
en la laguna tiempo.

Y aquí,
perdido en el océano
del tenebroso universo
de lo inútil,
me pierdo esclavizado
en la cárcel
del tiempo justiciero.
Y me abandono
tal que barca a la deriva,
al incierto futuro
que planea tetrico
como la muerte,
sobre mi cabeza alterada
de infinita duda.



SERÁ DURO EL FINAL,
todos ellos
van cogidos de la mano
de un secreto
llamado muerte.
Será duro el final,
cuando comprendas
que el camino
es ya un precipicio.
Será duro el final,
todos ellos
van cogidos de la mano
de un secreto
llamado muerte.
Será duro el final.


CAFÉ Y CIGARRILLOS,
y fiebre,
penitencia,
claustro y huida.

Sensaciones anómalas
en un espacio vacío,
demonios burlescos,
ninfas perversas,
contraido mi rostro,
soledad infinita.



ENGULLIDO POR EL TODO,
la nada me parece
inmensa,
sublime.

La nada es un paraíso maldito
e injuriado
por el todo,
brutal bestia que consume nuestras almas.

La nada es bella,
su aire limpio y divino
te da lo que es tuyo
sin robarte el aliento.

En la nada soy un dios,
en el todo,
no soy nada.

La nada es un vacío
que lleno con mi alma,
el todo es un lleno
en el que nada me siento.

En la nada soy un dios,
en el todo,
no soy anda.


DE SUEÑOS ESCULPIDOS DE FANTASÍA
esta cincelada la inocencia de un niño,
vital esperanza pura e ingenua
que moldea los jardines con ternuras,
alegrías
y la belleza de lo vivo.

la triste,
irrevocable y necesaria metamorfosis,
limpiara lagrimas de sangre
que de sus inquietos ojos brotaran.
Fatal universo el de los hombres,
ridículo y fugaz destino,
de sueños esculpidos de fantasía
esta cincelada la inocencia de un niño.



SIN EQUILIBRIO,
como frágiles hojas
impulsadas por el viento,
la tempestad,
la calma
del rio de las emociones,
caminamos sin protección
sorprendentemente vulnerables
por el tortuoso terreno
de los indomables sentimientos.

Como peonzas
que ruedan y ruedan
sin lugares donde poder rodar,
como viejos caminos
mil veces explorados,
interminables de andar,
como frágiles hojas
impulsadas por el viento,
la tempestad,
la calma
del rio de las emociones.





DESEO SEXO
guarro, salvaje,
impuro,
y mis sentimientos alojaran
lastimados
el vacío del amor.

Nada como la soledad
para llenar ese vacío,
nada como el dolor
para comprender la soledad,
nada como el sexo
para engañar al amor.




ALCOHOL E INCESTO,
y la humanidad llorando
por su frágil debilidad.

Tiempo y sexo,
y las almas solitarias
mendigando ternura,
suplicando atención.

Amistad y desnudez,
y cuerpos vestidos
añorando comprensión.

Soledad y vacío,
libertad y paz,
nada de nada,
tiempo sin fin.


EN LA DESCARNADA OFERTA DEL AMOR
bailan inútiles,
estúpidas,
solas,
espadas clavadas sobre espaldas fracturadas.

En la descarnada oferta del amor
los corazones en mano temblorosa y confiada,
palpitan,
se retuercen,
sangran al contacto del orín del sexo.

En la descarnada oferta del amor
abundan,
sobran corazones rajados
donde extraños seres de bellas formas
y almas amargas,
defecan impúdicas y asustadas
en el nombre del amor.





INCONSTANCIA Y FANTASMAS
narcotizan mi realidad
desplazándome del centro de la tierra,
hundiéndome en ella
como una semilla muerta
condenada a no dar flor.

Inconstancia y fantasmas,
y retortijones de estómago,
incredulidad y desasosiego,
y la ternura violada
en un callejo oscuro.

Inconstancia y fantasmas,
y el mundo encerrado
en una caja de cristal
en un museo lejano.


EL ZUMBIDO DE LO COTIDIANO
mortifica mis sueños,
la estela de una jaqueca
entra a su lado
triunfante
en el reino de mis recuerdos.
Ambos pasan por mi lado
como eternos desconocidos,
dejándome en el abismo de mi conciencia,
de mi soledad universal,
en el abismo de mis sueños,
martirizados
por el zumbido de lo cotidiano.



Y A VECES ALCANZO
la lucidez del relámpago vital,
y siento que la vida
es muerte,
y que la muerte
acecha en mi mente
palpitando sofocante
en el aire inexpresivo.



INCRUSTADO EN ESTE EXTRAÑO VIAJE
de infinitas soledades
que palpitan vida
como larvas recien nacidas,
confieso desde mi turbulento
mar de sentimientos,
que me sobrecoge,
hace temblar mis neuronas,
la belleza superficial
de la mujer.

Mas temo,
como el tigre teme al cazador,
la profundidad de su alma,
con el temor
de encontrarme en ese fondo
tan solo
con el reflejo de mi alma,
y con ello,
con mi propia soledad.



CORAZAS BAJO LOS CUERPOS
desnudos ante la imagen,
la imagen lanza
clavada en las cadenas
de una soledad universal.
La imagen
que se desmorona
como una frágil torre de naipes,
bajo los inútiles laberintos de la mente.

Sencillos laberintos
donde reluce un suspiro,
un aliento insignificante
cuyo valor se mide
por placer de paz interior,
por sensación de evasión
de la cárcel tiempo.
Donde las corazas,
tal que en una danza de locos amaestrados,
dan vueltas alrededor de sus sexos,
cuyo olor les embarga,
los hipnotiza
en una cegadora posición conservadora
de picor,
y guarrería existencial.

Y las corazas se emborrachan de imágenes,
imágenes llenas del silencio de la mente,
imágenes que explotan
en un llanto de calladas palabras
solitarias e indefensas,
vacías por completo
de la humanidad misma,
ancladas en un egoísmo de libertad
que encuentran
en la vampirica esclavitud
de sus propias soledades.



LA MULTITUD,
lejana en mi torreón perdido,
es como un silencio impermeable
que adosado a mí,
me apadrina en su esplendor,
y así,
complacido en su seno,
aislado e incrustado
en su cuerpo,
surge mi libertad
sin temer al respeto ajeno.

LAS COSAS,
los vasos,
las sillas,
los arboles,
me parecen irreales,
como un relleno inanimado
de un cuadro basto
y sin originalidad.

Colillas en el cenicero
parecen acurrucarse
para un largo descanso,
un letargo infinito
que doy vida con mis ojos,
Inmóviles descansan
sobre un manto de ceniza.
El cantar de los pajarillos
son voces ajenas
de un mundo desconocido,
el viento manchado
pierde su vocabulario
entre estruendos mecanicos.

Las cosas,
los ventanales,
plantas,
paredes,
me parecen irreales,
como un cuadro acabado
en el que yo
soy el relleno.


BESSIE SMITH,
Bessie Smith y yo,
su voz suena
en la trastienda de la noche.
Bessie Smith,
Bessie Smith y yo,
nada más hay entre los dos,
tan solo
aire y oscuridad,
soñolencia bajo mi almohada,
y su voz sonando
en la trastienda de la noche.

Bessie Smith y yo,
solos los dos,
ella canta
y yo solo escucho,
escucho a través de mi mente,
parece una galaxia interminable,
un pozo sin fondo
donde tiene cabida
toda la angustia del mundo.
Bessie Smith y yo,
necesito amar algo,
a alguien,
mientras Bessie Smith suena
en la trastienda de la noche.
Bessie Smith y yo,
y el silencio,
y mi corazón encogido
en la trastienda de la noche.


COMO UN BASTO
recuerdo lejano e insondable,
su rostro aparece ante mí
marchito y triste como siempre lo fue.
Tal que lagrima alegre
que solloza en el abrupto matorral de la existencia,
danza con sus plumajes verde turquesa
en un entreacto de mascaras y envidias.
Rebelde solitaria de senos hirientes,
de deseos voraces,
de irrealidad caníbal.

La adore como musa diabólica
de los fantasmas de la carne,
con valor guerrero
ataque sus inalcanzables murallas de lujuria
y sucumbí
cual bufón,
en el engaño de su mirada picara,
divina,
en su ingenua genuina maldad.
Que el diablo bendiga su sexo puro
de virgen fornicadora.



sábado, 12 de julio de 2014

GORRIONES VOLANDO LIBRES EN SU MENTE.

El hombre que no quiso nacer, para su desgracia, sigue vivo. No quiso nacer y aquí renace, doble desgracia para él, con ¨ Gorriones volando libres en su mente ¨, una serie de poemas y prosas breves,  libres y volando en su mente, desnudos como el viviendo, desnudos como el al nacer sin querer haber nacido.

¨ EL DESEO ¨

En un recondito lugar, en lo más alto y escondido de una lejana montaña,
había una cueva oscura y solitaria.
Allí, débil y desamparado, perecía el deseo.
Moribundo, pregunto al silencio.
- Silencio, porque existen flores que al florecer solo duran un día y luego mueren?.
Y el silencio,
no respondió.
El deseo escuchó en silencio la respuesta del silencio.
y  pregunto de nuevo.
- Silencio, porque muero en el alma humana?
- porque mi existencia es efímera como esas flores que al florecer solo duran un día y luego mueren?
Y el silencio,
no respondió.
Entonces el deseo murió.
Y el silencio,
no respondió.



´ LÁNGUIDO ES EL RECUERDO ¨

Lánguido
es el recuerdo
de tu recuerdo,
como las olas del mar
que se difuminan
cuando se rompen
en su efímera existencia.
Lánguido
como si el desierto
siempre hubiera
sido desierto,
como si las aguas del rio
que desbordaban
la esencia
de las esencias,
siempre hubiera
estado vacío.
Lánguido
es el recuerdo
de tu recuerdo,
como si ya no hubiera
mañana
y la noche
nunca hubiera
dejado de ser oscura,
como un sueño
que se borra
al despertar
como si no hubiera
sido un sueño.
Lánguido
es el recuerdo
de tu recuerdo.


¨ PORQUE SUEÑO ¨

Porque sueño,
no lo estoy.
Y me pierdo en el universo de mi mente.

Porque sueño,
no lo estoy.
Y me fundo con la madre tierra.

Porque sueño,
no lo estoy.
Y me mezclo con el sonido de un riachuelo.

Porque sueño,
no lo estoy.
Y me evaporo y siento que no existo.

Porque sueño,
no lo estoy.
Y desaparezco entre la bruma matutina.
´¨LAS COSAS ´

Las cosas,
son como son,
eso dicen.


Con su mecanica antinatural
bloquean mi natural engranaje vital,
lo destrozan como un niño
destroza un juguete nuevo
con tierna e inocente brutalidad.

Caminos que las cosas rompen
como cristales rotos
oscureciendo la luminosidad
de un tranquilo y relajado deambular.

Caminos que las cosas enrevesadas
con pérfida crueldad,
perfilan con delicado cuidado,
sutiles y refinados dibujos
de callejones sin salida.

Las cosas,
son como son,
 eso dicen.

Como un niño con juguete nuevo,
las destrozaría
con tierna e inocente brutalidad.

´ SUCIEDAD ´

Que brota imperturbable,
invisible y profunda
como una sombra fantasmal,
en los rincones
y recovecos
de sus no mentes
y sus no espíritus.

Allí donde las lagrimas
de su nacer
no limpian
el dolor manchado
de su no vida.

Agua de ojos quebrantados
que debería llenarles
hasta desbordar los harapos
de sus no almas,
más las lágrimas huyen llorando,
brotando imperturbables,
invisibles y profundas
como sombras fantasmales.



¨  UN HOMBRE DE PASO ¨

Cuando era niño, al hombre de paso a bocados le arrancaron la inocencia,  más tarde, en su adolescencia le vaciaron del amor que a litros emborrachaba su existencia, fue entonces cuando decidio escapar de la telaraña de falsedad tejida por la nada y por nadie, sin embargo, eso no le evito caer mil veces y mil veces levantarse, tampoco pudo evitar llorar como un niño cuando creía haberlo perdido.
 Antes de todo eso, el, era él, un niño, ahora es un niño, el, que no sabe dónde esta, ni el porqué, y a veces, quien es.


Solo sabe con certeza que es un hombre de paso, de paso en esta vida, de paso aquí, y de paso allá, de paso con las mujeres con las que se cruza a su paso, almas femeninas enfermas de amor a las que sana, lame, cura y limpia sus heridas, mujeres a las que, a su paso, ama, venera no como diosas, si no como mujeres, a las que adora como reinas sin reino, como salvajes amazonas las cuales a cambio le dejan noches de pasión de doble filo, un beso, un adiós y un té aprecio.

En su alcoba, en un rincón, guarda una cajita llena de la esencia más pura que todas ellas dejan tras su marcha, en soledad, aspira aquel olor que no huele a nada, se embriaga de aquel elixir que no emborracha.

Sana, lame, cura y limpia sus heridas, y curadas, cada una de ellas, se van con un hombre que no es de paso.
Acariciando sus fugaces estelas, añorando su corta estancia, abre otra cajita llena de sus heridas curadas y extirpadas, y en un ritual de romanticismo suicida cual lord Byron de pacotilla, prepara con parsimonia la mesa, y en la penumbra de unas velas cuyo reflejo ilumina una copa de vino medio llena, degusta aquel manjar con deleite irreverente, llenando así el vació que dejan mientras aguarda a la siguiente.



¨EL GORRIÓN ¨
Los veía comer y beber del agua y alpiste que el le había puesto en tarros.
Si se acercaba los gorriones huían, pasado un tiempo ya no lo hacían.
Un día uno de los gorriones le dijo:
- Gracias por el agua que nos das y el alimento que nos ofreces, que la madre tierra te bendiga.
- No es nada, en el fondo también soy un gorrión.
Otro día después de otros días pudo acercarse más y dos se posaron en su cabeza y otro en su hombro derecho  que se acerco a su oreja.


- Te propongo un trato, cambiamos de cuerpo y yo viviré en tu cuerpo humano y tú en mi cuerpo de gorrión.
Acepto y al día siguiente comía y bebía de los tarros que antaño él había puesto.
A las pocas semanas murió de viejo.
Y el gorrión siguió  viviendo en su cuerpo humano, libre, como cuando era un gorrión.

´ EL ¨
Una mañana me puse frente al espejo,
y el que estaba dentro de él
me dijo:
- Hola, quien eres tú ?
- Hola, yo?
yo soy tu.
A lo que el respondio :
- No, tu no eres yo,
yo soy el reflejo de tu cuerpo que vive aquí encerrado en los espejos,
igual que tú vives encerrado en el cuerpo que reflejas que soy yo.
- Ten buen día -concluyo.
-Buen día tengas tu también.


´ UN POEMA QUE NO DICE NADA. ¨
Este es un poema que empieza :
La claridad me persigue donde quiera que vaya mi mente,
la lucidez es solo resplandor de espíritu,
hay que estar confuso para llegar a su cumbre.
Y acaba,
y no dice nada.


 ´ UN GRANO DE ARENA ¨
Tengo el alma encogida
como las raices de una planta grande
 en una maceta pequeña.
 Apretada,
 entrelazada,
 abrazada a sí misma.

 Como plantada en un desierto sin horizonte,
 y en su inmensidad,
 un grano de arena de su cuerpo lleva mi rostro,
 no se distingue entre los otros granos
 como tampoco distingo mi confusión de la verdad ,
 mezclado entre la arena del desierto,
 con los demás granos de la arena del desierto.


¨ AUTORRETRATO ¨

Contemplando distraída, casualmente,
mi vida en imágenes antiguas,
veo al niño que mi madre hizo ser.

Imágenes que me recuerdan
que fui,
que soy,
y seré.


Fui un niño huidizo, taciturno y solitario.
Soy un adulto huidizo, taciturno y solitario.
Y seré un viejo huidizo, taciturno y solitario.

Huyo de mi mismo,
en silencio,
y me encuentro a mi mismo
en soledad.

Y allí,
veo al niño que fui,
el adulto que soy,
y el viejo que seré.




 ¨ MICROMUNDOS ¨
Bajo la alfombra
de una tarde aparentemente
tranquila y calma,
bullen y bullen micromundos
en las cabezas humanas,
en seres que viven en silencio,
en el aire inexpresivo,
en el todo
y en la nada.



Micromundos dentro
de micromundos,
y estos a su vez
dentro de otros micromundos,
perfilando un infinito infinitesimal
que se pierde
difuminándose invisible
en la vida que palpita
silenciosa, trágico comica y dichosa.

Explotando todo
en un armonioso,  desacompasado,
atronador vacío de inmensidad
que nos absorbe placidamente
sin apenas darnos cuenta.


¨ AUSENCIA ¨
Su ausencia me ausenta
de mi piel,
de mi cuerpo que no siento,
que tiembla
con su ausencia
como un niño pequeño
que se perdió
entre el gentío.





¨LA VIDA DESNUDA  ¨

Solos,
la vida desnuda
y yo,
hablamos en silencio
abrazados cual amantes
sobre un hilo apenas perceptible


Abajo,
la nada.
Arriba,
el vacío.


Suspendidos en el limbo
de tierra de nadie,
funambulistas ciegos
aferrados a convicciones despreciadas,
guerreros incansables
en la búsqueda de lo que no se ve,
de lo que no existe
porque sé a dejado de usar.

Solos,
la vida desnuda, 
y yo.

´ SAGRADO SILENCIO ¨
Sentir el palpitar de la vida
en silencio,
sagrado silencio injuriado
por una humanidad que no
dice nada
y no tiene nada que decir.

Deberíamos ser mudos,
 que hablaran los ojos,
los gestos,
el lenguaje corporal.



En silencio,
sagrado silencio.

Vibrar con el murmullo
del calor del cuerpo,
lamerse el alma
en continuo orgasmo,
en silencio,
sagrado silencio.

Saberse animal,
meditando,
dejándose atrapar por los colores
de las cosas inertes,
sin vida,
y llenarse de ella.


En silencio,
sagrado silencio.
                                                         
     

martes, 24 de abril de 2012

EL VIAJECITO


 Me hicieron salir y ya no pude volver al lugar de donde vengo,  un espacio infinito de oscuridad donde están todas las almas esperando pacientemente su turno para venir a este mundo.  Le dije al que daba los tickets, sorprendiéndome al reconocerlo.
-Hombre Charles, muy buena tu película La noche del cazador.
Casualmente el que estaba repartiendo los pasaportes para venir a este planeta ingrato, detestable y maravilloso a la vez, era Charles Laughton.
Mirándome con su graciosa y rechoncha cara  me dijo:
-Gracias. Y no me preguntes porque estoy aquí, ni yo mismo lo sé.
Y me brindo una de sus sonrisas agradables.
Me supo mal decírselo, me resultaba simpático, pero se lo dije:
-Yo no quiero ir, no quiero volver a nacer,  porque no haces la vista gorda.
Mirándome con tierna bondad y comprensión.
-Ya sabes que no puedo.
Y tuve que hacer el dichoso viajecito.

Así llegue  a esta extraña experiencia que es la vida, de golpe y sin quererlo uno más entre los millones de seres que habitan este planeta en el cual ya es mucho trabajo intentar ser uno mismo. Una vez aquí  pues a ser niño, crecer..., dedicándome a vivir una vida que odio  y amo al mismo tiempo, creciendo como ser humano, human being, dicen los ingleses, being being, o debería decir, bang bang, y eliminar humans beings que no merecen tal nombre con solo un pensamiento, pero no soy ni dios ni ejecutor, ni tampoco quiero, simplemente contemplo sin más el amplio espectro de dolor de la existencia, hace tiempo que cogí mi corazón, lo arranque, y guarde en mi bolsillo. La vida se me antoja como un enorme cajón lleno de mentes, todas se revuelven inquietas enfrentándose mutuamente, arman demasiado escándalo y ninguna logra convencer a las otras, tranquilo cierro la caja y el silencio vuelve a envolverme.
La próxima vez solo espero estar en el lugar de Charles Laughton, repartiendo los pasaportes y que otros hagan el viajecito.

lunes, 16 de abril de 2012

UNA TARDE DE DOMINGO.


De camino a mi casa vi a un niño pequeño conduciendo un coche de juguete de esos con motor,
el adulto que iba con él, un hombre alto vestido con un chándal negro, se le adelanto con torpes
movimientos, tantos que casi se estampa contra una farola, perdió el equilibrio y medio cayó del bordillo a la calzada, pensé que se iba a caer de bruces, se mantuvo en pie, subió a la acera y
dando tumbos aun, se apoyó en un coche y empezó a vomitar.
El niño llegó a su altura, paro el coche, lo miro unos segundos y siguió adelante jugando con su cochecito.
Y allí quedo el hombre vomitando hasta lo que me dio de si la vista en mi camino,  preguntándome con tristeza que infausta tragedia afligiría a aquel pobre diablo,  desconcertado y lastimado por observar impasible las miserias de la vida.
Marzo 2012.




martes, 11 de octubre de 2011

FLASH FLASH FLASH


Soledades manchadas de bourbon infectando la noche turbulenta.
Ansiedades en busca de afecto camufladas en sexo alcoholizado.
Noches de mala vida, sentimientos depurados.
Soledades manchadas de bourbon infectando la noche turbulenta.
Alcohol e incesto y la humanidad llorando su frágil debilidad.
Tiempo y sexo y las almas solitarias mendigando ternura, suplicando atención.
Amistad y desnudez y cuerpos vestidos añorando comprensión.
Soledad y vacío, libertad y paz, nada de nada, tiempo sin fin.
Belleza aplastante en la mirada de un niño,
la belleza ambigua y opresiva de la nada y el todo.
Un rostro de mujer joven se sonroja ante el gentío,
mentes dispares como cuchillos en guerra. 
Flash flash flash desde donde el dolor me visita,
más no lo evito, simplemente lo engullo.
Ya no siento nada.
Octubre 1998

POR EL DESAGÜE DEL RETRETE


Parece que la humanidad se va por el desagüe del retrete.

Todo se desmorona a mi alrededor
mientras las gentes continúan andando en silencio.

La TV se ha convertido en una snuff movie continua,
los jóvenes ya no son jóvenes,
los niños ya no son niños,
las mujeres quieren ser hombres,
y los hombres brillan por su ausencia.

Parece ser que la humanidad se va por el desagüe del retrete.

Ya nada importa realmente,
las viejas cosas hermosas están perdiendo su valor,
nada importa realmente,
el sentimiento está caducado,
parece ser que la humanidad se va por el desagüe del retrete.
19-01-1998